Tras la declaración de la OMS de la COVID-19 como epidemia, y ante la falta