¿Sabes en qué consiste la reforestación?

La reforestación se refiere a repoblar zonas que en el pasado histórico reciente (50 años) estaban cubiertas de bosques que han sido eliminados por motivos como:

  • Explotación de la madera para fines industriales o para consumo como plantas.
  • Ampliación de la frontera agrícola o ganadera.
  • Ampliación de áreas urbanas.
  • Incendios forestales (intencionados, accidentales o naturales).

También se llama reforestación, aunque sería más correcto el término forestación, a la plantación más o menos masiva de árboles, en áreas donde estos no existieron, por lo menos en tiempos históricos recientes.

Es muy importante saber que la reforestación no puede consistir en simplemente plantar árboles donde hay pocos o donde antes no había sin más.

Para llevarla a cabo es necesario un estudio medioambiental ya que el equilibrio ecológico es muy sensible y los esfuerzos por reforestar pueden resultar infructuosos o incluso dañinos para el ecosistema.

Por esto es necesario un trabajo previo que defina qué especies de árboles son los más apropiados para la zona, independientemente del aprovechamiento de su madera o finalidad.

Es fundamental que no acaben convirtiéndose, por ejemplo, en una especie invasora que evite el crecimiento de especies autóctonas porque haría desaparecer las especies de insectos o animales que se alimentan de ellas rompiendo la cadena natural y el ecosistema del lugar.