Las mascarillas para colegios: una realidad necesaria

El curso escolar 2020-2021 comienza con una nueva norma: mascarillas para colegios. Después de 6 meses cerrados, los centros educativos vuelven este mes de septiembre a abrir sus puertas. A causa de la epidemia de la COVID-19, las aulas de toda España quedaron vacías el pasado 13 de marzo.

Junto con la mochila y el material escolar, las mascarillas para colegios son el nuevo uniforme escolar. A partir de los 6 años será obligatoria, según manifestó el Gobierno español. Su uso estará regulado por las Comunidades Autónomas, en máxima instancia, y por los directores de cada Centro, a nivel local.

Tras certificar su eficacia contra la propagación del virus, es más que comprensible que ellas también vayan a clase. Más aún si tenemos en cuenta que, hasta el momento, el ratio por aula se sitúa en una media de 25 alumnos. Razón por la cual, los centros educativos de todos los niveles, fueron los primeros en quedar suspendidos.

Para evitar la fácil propagación del virus en espacios aglomerados, las medidas generales que se han contemplado son:

          Distancia mínima de 1.5 metros entre los alumnos (requiere reducir el número de alumnos por clase)

          Ventanas siempre abiertas para favorecer la correcta ventilación

          Lavado de manos y uso del gel hidroalcóholico

          Limpieza muy frecuente de todos los espacios comunes

          Uso de la mascarilla en todo momento

Si bien es cierto que, llegado el momento y según las circunstancias de cada centro, las normas podrán ser más restrictivas.

Por lo pronto, ante la noticia de que las mascarillas para colegios serán obligatorias, se ha añadido que se establecerán períodos de descanso. En especial al principio para poder atender a las necesidades individuales de cada alumno.

No obstante, la tónica general será llevarla puesta. La realidad que conocemos es que son la mejor forma de proteger hoy el futuro de las generaciones venideras.

Asimismo, los expertos señalan que es necesario hacer un uso responsable de ellas tanto cuando se lleva puesta como cuando no. Si queremos seguir protegiendo el medio ambiente, la opción más recomendable es utilizar mascarillas reutilizables. De este modo, evitamos seguir contaminando el planeta y que muchas terminen en los fondos marinos.

 ¿Sabías que el cambio climático es uno de los principales causantes de multitud de enfermedades? Los expertos señalan que con el deshielo de los polos, aparecerán nuevas patologías.

Conscientes de ello, los adolescentes llevan varios años luchando de forma activa en manifestaciones o por redes sociales sobre este tema. Los más pequeños también están muy concienciados sobre el cuidado de la Tierra gracias a la labor de los colegios.

Ahora, el uso de la mascarilla es la asignatura obligatoria que todos los alumnos deberán superar con éxito.

¿Pero cuáles serán las mascarillas para colegios que estén permitidas? Las denominadas quirúrgicas (desechables) y las higiénicas homologadas (renovables).

En cualquier caso, las instituciones insisten en la importancia de que las mascarillas para colegios estén certificadas. Es decir, que hayan pasado las pruebas y certificaciones que garanticen que son seguras, como son las de Rewinder.

En Rewinder pensamos, desde el primer momento en el que decidimos lanzar nuestras mascarillas reutilizables, en los jóvenes y más pequeños. Siempre los hemos tenido muy presentes por la lucha activa que realizan contra el cambio climático.

Ante una situación como la que estamos viviendo, queríamos que el curso escolar 2020-2021 fuera el más seguro para ellos. Por este motivo, elaboramos las Rewinder30 Viroblock. Se trata de mascarillas para colegios antivíricas de máxima calidad y reutilizables hasta 30 lavados. 

Certificada y recomendada por sanitarios, ¿qué es lo que diferencia a la Rewinder30 Viroblock? Sencillo: elimina el virus. Estas mascarillas para colegios han recibido un novedoso tratamiento antiviral y antibacteriano desarrollado por HeiQ, específico contra la Covid19. Gracias a esta tecnología, el tejido destruye el virus en minutos desde que entra en contacto con la mascarilla. 

Al igual que la Rewinder40, están hechas con algodón orgánico y son hipoalergénicas. Además, hay disponibles diferentes tallas (XS, S y M) para que el uso de mascarillas para colegios sea lo más cómodo posible.

Se pueden lavar a mano o en la lavadora, lo que facilita que cada mañana esté lista para ir un día más al colegio, pequeños y grandes estarán seguros en todo momento.

Solo de este modo podremos garantizar espacios seguros para alumnos y profesores que permita un desarrollo del curso lo más normal posible.

Súmate a la revolución Rewinder, construyamos juntos el presente amando nuestro futuro gracias a las mascarillas para colegios.