10 Consejos para tener un estilo de vida Zero Waste

Reciclar, reducir, rechazar y reutilizar, las bases del movimiento Zero Waste, tu nuevo estilo de vida sostenible. Una alternativa que nace con el objetivo de concienciar a las sociedades contemporáneas, generadoras de 1.5 kg de basura por persona al día. 

El modelo actual es insostenible. Por ello debemos aprender a suprimir, en la medida de lo posible, todos nuestros malos hábitos. Lo queremos todo rápido y con prisa, del mismo modo que consumimos: sin control. Un estilo de vida destructivo que tiene unas consecuencias negativas que se dejan sentir en una isla de plástico.

¿Sabías que solo en España se estima que una familia de 4 personas generan más de 2 toneladas de residuos al año? Unos terribles datos que piden una acción conjunta y organizada para salvar el medio ambiente. Él es el principal perjudicado de nuestra forma de vivir.

La solución comienza por un cambio no climático, sino de nuestro estilo de vida. Gracias a la filosofía de Zero Waste contribuyes a mejorar el medio ambiente, pero también tu calidad de vida y la de quienes te rodean. 

Fomentas el comercio justo, local y de km0 mientras reduces tu huella ecológica. En este artículo, te damos 10 consejos para que puedas tener un estilo de vida Zero Waste o cero residuos.

Planificar antes de actuar

El primer consejo, sirve como hilo conductor y tejedor de todos y cada uno de los siguientes. Para tener éxito en tu nuevo estilo de vida Zero Waste, es importante organizar y planificar antes de actuar.

De este modo evitaremos, por ejemplo, comprar cosas que no nos hacen falta. Si la organización ya forma parte de tu ADN, te será muy sencillo. Si por el contrario, te gusta improvisar: ¡toma nota!

Vidrio o acero inoxidable, despréndete de las botellas de plástico

Vas al supermercado y mires donde mires, todo está envuelto en plástico. Los tetrabriks de leche, las legumbres y hasta una pieza de fruta. A causa de ser un material económico de producir, el uso del plástico se ha expandido mucho más de lo que nos gustaría.

Conscientes de esta realidad, el movimiento Zero Waste nos propone sustituir las botellas de plástico por otras de vidrio o acero inoxidable. Con ello, no solo contribuiremos con el medio ambiente, también con nuestra salud.

¡El plástico es nocivo para nuestro cuerpo! Por ese motivo, nunca debes reutilizar una botella de plástico si en su etiqueta así lo indican. 

Mejor conserva tu agua o café en un recipiente seguro y, ¡a una temperatura ideal!

Productos de higiene personal ecológicos y sostenibles

Los productos de higiene personal generan una importante cantidad de residuos y desechos. ¿La razón? La mayoría no pueden ser reciclados. Por ello, te invitamos a buscar alternativas igual de efectivas pero que también sean sostenibles:

  • Pastillas de jabón sólidas 
  • Cepillo de dientes de bambú
  • Discos desmaquillantes reutilizables
  • Desodorantes en barra
  • Maquinillas de acero inoxidable

Te animamos a que analices qué productos utilizas en tu día a día y busques alternativas sostenibles, ¡te sorprenderás! Gracias a su duración más prolongada, suponen un importante ahorro económico a largo plazo y una reducción considerable de desechables.

Recorre el mundo con tu bolsa de tela o tote bag

La bolsa de tela o tote bag es de los artículos para tener un estilo de vida Zero Waste que más repercusión está teniendo. Si bien eran utilizadas antiguamente por nuestros padres y abuelos, con la llegada masiva del plástico, desaparecieron.

Por suerte, están de vuelta con más fuerza que nunca. Y es que gracias a ellas, podemos reducir considerablemente nuestro uso de bolsas de plástico. ¿Sabías que la “vida útil” de una bolsa de plástico es de 15 minutos frente a los 400 años que tarda en desaparecer? 

Un motivo más que suficiente para pasarte al movimiento de las tote bag. Además de duraderas, son customizables y personalizables. ¡Existen cientos de diseños y tamaños! En Rewinder tenemos una gran variedad, ¡nos encantan!

No olvides la tuya la próxima vez que vayas a hacer la compra o, simplemente, salir de casa. 

Muévete de forma sostenible

Para poder aplicar este consejo influyen muchos factores, pero, dentro de lo que puedas, evita el uso individual del coche. Si puedes ir caminando contribuyes al medio ambiente y a tu salud. ¿Prefieres la bicicleta? ¡Perfecto! Cada vez hay más ciudades europeas como Ámsterdam o Copenhague donde los ciudadanos se mueven principalmente en bicicleta. 

El transporte público también es una muy buena opción si cuentas con buenas conexiones. 

Las frutas y verduras mejor si son de km0 o de tu propio huerto urbano

Recientemente se ha desarrollado un nuevo concepto que busca unir a consumidores con productores locales: kilómetro cero o de proximidad. Son productos que han sido elaborados o producidos en la zona. Es un movimiento que favorece al medio ambiente, ya que no conlleva casi huella de carbono. ¡No tiene que viajar miles de kilómetros para llegar hasta ti! Por otro lado, estaremos contribuyendo al sector primario de nuestra localidad y consumiendo alimentos de mayor calidad.

Junto con el movimiento de km0, los huertos urbanos son otra opción Zero Waste. ¿Tienes un balcón o terraza en casa? ¡Entonces no necesitas más! Crea unas jardineras con objetos que tengas en casa como bricks de leche y planta tus verduras y hortalizas. Tomates, fresas, calabacines, lentejas, lechugas… ¡hay miles de opciones!

Utiliza bicarbonato, vinagre y limón para la limpieza del hogar

Por lo general, los productos de limpieza que utilizamos habitualmente en el hogar son nocivos para el planeta. Muchos de ellos están relacionados con el cambio climático. No obstante, existen alternativas ecológicas que te permitirán contribuir con el medio ambiente.

Solo necesitas bicarbonato, vinagre y limón para que tu casa esté impecable. Mezclando estos productos entre ellos con otros como amoniaco (biodegradable), alcohol o agua podrás crear, por ejemplo, detergente casero o eliminar la cal de la grifería. 

Dale una vida nueva a tus cosas

A menudo caemos en la tentación de comprar objetos que no nos hacen falta o acumulamos artículos que ya no utilizamos pero nos da pena tirar. ¿Por qué no darle una vida nueva a lo que ya tienes? ¡Es la base del reciclaje! Aquí van unos ejemplos: 

  • Discos desmaquillantes con camisas de algodón que ya no uses.
  • Portavelas con recipientes de cristal de legumbres.
  • Macetas con botellas de plástico
  • Camisas viejas con un chorrito de lejía, ¡tendencia tie dye!

La compra a granel está de vuelta

Similar al ejemplo del kilómetro cero y los huertos urbanos: la compra a granel. En este caso, contribuimos a la reducción de los plásticos en el envasado de la comida. Adquiere tus legumbres, semillas, frutos secos o, incluso, verduras y frutas sin plásticos. Lleva tus propios recipientes y rellénalos de lo que necesites. 

Una forma tradicional de hacer la compra que se había perdido en la mayoría de ciudades de ciudades occidentales. Gracias al movimiento Zero Waste, ¡está de vuelta!

Servilletas y paños de tela

No somos conscientes de la cantidad de papel que utilizamos al día y la deforestación que ello supone. Por eso, nosotros te recomendamos una alternativa Zero Waste que ya se usaba antiguamente: servilletas y paños de tela. Son más prácticos, duraderos y…¡reciclables!

Tras cada uso, sobre todo en el caso de las servilletas, bastará con que lo dejes reposar en agua con una disolución de bicarbonato, limón y vinagre… ¡y como nuevas! 

¡Hasta aquí nuestros 10 consejos para tener un estilo de vida Zero Waste!

Hábitos sencillos que tienen grandes repercusiones positivas en el planeta. ¿Conoces algún otro que quieras compartir con nosotros?

En Rewinder, cada día trabajamos para construir un mundo mejor para todos. ¡Únete a la revolución!